Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

 

 

Liderazgo

-???-


10 atributos para los líderes en tiempos de crisis (2)

Liderazgo y rendimiento > Liderazgo

Los gerentes necesitan ejercer un liderazgo que tenga en cuenta las circunstancias implícitas en tiempos de crisis económica como la actual.

Estos son los 10 rasgos que deben tener los gerentes que deseen aumentar su eficacia como
líderes durante una crisis.


10 atributos para los líderes en tiempos de crisis


9. Agradecimiento

Tomarse un tiempo para mostrar tu agradecimiento es una de las maneras más simples y más efectivas de influir en los demás y mejorar la moral. Un rápido correo electrónico reconociendo un trabajo bien hecho cuesta poco tiempo y ningún dinero, sobre todo con aquellos que están motivados intrínsecamente por la alabanza. Los grandes líderes son expertos en saber cuándo esto tiene el mayor impacto en la gente de su alrededor. En caso de duda, hazlo de todos modos. Nunca puede ser malo. Los líderes eficaces reconocen que la difusión de la alabanza es casi siempre algo de bajo costo y esfuerzo así como un acto de alto impacto.

8. Imaginación

Con los recursos justos, los administradores se enfrentan a herramientas limitadas para motivar a los empleados, o simplemente para hacer subir la moral. Los aumentos de sueldo y las promociones son cada vez más raros en un ambiente donde los beneficios son muy escasos. Un líder hábil usará la imaginación y la creatividad para encontrar nuevas y rentables formas de recompensar a los empleados.

7. Optimismo

Si bien parece obvio, es fundamental mantener el optimismo en momentos difíciles. Los empleados miran las señales en los líderes sobre la manera de reaccionar ante la nueva información y los acontecimientos. Mantener el optimismo de cara a los retos y obstáculos disminuye de forma efectiva los temores. Más importante aún, mantener una actitud positiva puede ser a largo plazo una buena fórmula para la neutralización de la negatividad y las distracciones que inevitablemente se arremolinan en torno a los despidos y los recortes presupuestarios. Ser optimistas, sin embargo, no significa trivializar esos acontecimientos. En cambio, un líder que demuestra optimismo está reconociendo la dificultad de los eventos negativos, mientras que da pie a mantener la creencia de que están lejos de ser permanentes.

6. Perspectiva

Al final, la crisis también pasará: los líderes que dirigen las organizaciones en tiempos difíciles mantienen la firme creencia de que todo pasará. Adoptar una visión a largo plazo permite visualizar el futuro y verse a sí mismo en un entorno mejor. También muestra un sistema de valores basado en el equilibrio. Por ejemplo, muchos empleados se sienten en conflicto y amargados. Mantener un sentido de perspectiva te permite recordar que, si bien el alto desempleo en la actualidad ofrece a la dirección tener la sartén por el mango, ese equilibrio puede (y sin duda lo hará) inclinarse de otra manera en el futuro. Una visión equilibrada permite al líder permanecer con los pies en la tierra y le impide hacer algo que podría lamentar más tarde. También permite a todos concentrarse en lo realmente importante: mantener relaciones fuertes que producen resultados, en lugar de alienar a los que te rodean.

5. Transparencia

Los líderes son claros diciendo a los demás hacia dónde se dirigen. De lo contrario, ¿cómo van les a seguir? Mostrar que entiendes los problemas, razonando y justificando las decisiones difíciles y siendo transparente con ese conocimiento se logra un liderazgo eficaz. La transparencia es aún más importante en tiempos de crisis donde las decisiones pueden no ser populares o pueden tener consecuencias negativas para un gran número de individuos dentro de la organización. La transparencia es un acto difícil de poner en práctica, especialmente cuando se trata de noticias potencialmente negativas como recortes en los salarios o despidos. Igual de importante es el tono con el que se comunica. No parezcas demasiado tecnócrata; tratar temas que impactan en la vida de las personas requiere inmediatez combinada con medidas iguales de finura y delicadeza. Anunciar los recortes salariales de manera pública y directa, por ejemplo, está muy bien, pero un anuncio público requiere un seguimiento para abordar las preocupaciones individuales. En caso de duda decántate por el lado de la sensibilidad. Al implementar la transparencia, siempre asegúrate de que los informes directos o los compañeros de trabajo tienen suficiente atención individual para que sientan que están siendo escuchados y que si es posible se tratarán sus preocupaciones.

4. Agilidad

Uno de los efectos más negativos sobre el liderazgo es la rigidez o inflexibilidad. Demostrar la capacidad de cambiar y adaptarse a un nuevo entorno de las circunstancias es una herramienta eficaz durante tiempos difíciles. Ser ágil no significa ser impredecible o volátil. Significa que muestras rasgos como la flexibilidad y la voluntad de compromiso. En otras palabras, uno debe darse cuenta de que en tiempos extraordinarios, no siempre se aplican las reglas para tiempos normales.

3. Empatía

Los líderes eficaces entienden a aquellos que desean conducir. Es fundamental ser capaz de ponerse en los zapatos de otra persona, sobre todo en tiempos de recortes salariales, despidos en el trabajo y otras drásticas medidas relativas al personal. Los líderes influyen en los demás mediante la comprensión de sus límites. Y recuerda: como líder, la empatía es por desgracia una calle de sentido único. Siempre se debe emplear, pero no esperes nada a cambio. No al principio, de todos modos.

2. Conocimiento de uno mismo

Cuando un empleado te cuenta una preocupación sincera, ¿cómo percibe tu respuesta? ¿Arrogante? ¿Desinteresado? ¿Carente de simpatía? Es fundamental el conocimiento de cómo procesas las noticias o los nuevos eventos. Si no siempre puedes identificarte de manera efectiva, reconócelo con una declaración directa de "realmente no estoy seguro de lo que está pasando ahora mismo. ¿Puede usted hacérmelo saber para que pueda entenderlo mejor?" El no poder comprometerse en la introspección es el peor enemigo de un líder en sus comienzos. Tienes que entender tus limitaciones y minimizarlas mediante la búsqueda de asesoramiento, e involucrando a otros en tu proceso de auto-mejora.

1. Enfoque

La actual recesión económica, y eventos como despidos, congelación de contrataciones y reducciones salariales, pueden socavar la moral y la motivación de una forma tan grave que una organización podría tardar años en recuperarse. Como líder, es mucho mejor mantener a los que te rodean centrados en la misión principal de la organización. Asegúrate de que todas las decisiones y las comunicaciones que anuncian el posible impacto de la decisión, están vinculadas a la misión principal. Por ejemplo, si los recursos van a ser reducidos drásticamente, y la misión principal es la prestación de servicios, asegúrate de que las comunicaciones sobre las reducciones de recursos reconocen impactos específicos y directos sobre la prestación de servicios. De lo contrario, el enfoque se pierde dado que los que reciben el mensaje no entienden lo que significa para sus esfuerzos individuales y entorno de trabajo.

La gestión durante la crisis económica actual, sin duda va a ser un crisol. El gerente que no se desarrolle como un líder encontrará su eficacia gravemente socavada. Tómate un tiempo para emplear los atributos enumerados anteriormente. Esto te ayudará a desarrollarte como líder. Un gerente que carece de habilidades de liderazgo puede valer en una organización durante una mala racha, pero no será capaz de preparar de forma simultánea el éxito post-crisis. Los líderes, por su parte, saben cómo anticiparse a las reacciones negativas y permitir que los que les rodean hagan algo más que simplemente llegar a través de eventos difíciles. En cambio, su liderazgo es crítico para permitir que sus compañeros de trabajo mantengan la atención y la eficacia, a la vez que desarrollan una base sólida para emerger como una organización más eficaz cuando vuelvan tiempos mejores. Como siempre acaba ocurriendo.

Parte 1 2

Aprendiendo a ser un líder. Konrad Strauss


El liderazgo explicado de forma breve y sencilla


El arte de mandar, aspectos del mando, conquista de voluntades y principios de disciplina

Aptitudes, funciones y responsabilidades del mando

Índices del don de mando: cualidades y atributos de un buen mando

Conozca a sus subordinados

Deberes del mando con sus subordinados y con su organización

Consejos a los mandos noveles y cómo orientar al nuevo subordinado.

Como atender quejas y cómo hacer una amonestación

Tipos de órdenes y verificación de su ejecución

Emisión de ordenes efectivas: lo que se debe hacer y lo que se debe evitar

Conózcase a sí mismo: autoanálisis de condiciones de mando

Descargar ahora DEMO Libro PDF


-???- | -???-